Ayuda en la cicatrización de las mandíbulas

Un nuevo tratamiento para acelerar la recuperación de sitios con heridas después de una extracción dental puede encontrarse en el horizonte.

La mala cicatrización y la pérdida de hueso en la mandíbula pueden ser complicaciones después de una extracción – resultando en un retraso para un paciente que espera el reemplazo de dientes o que requiera de una cirugía reconstructiva.

Un estudio reciente ha mostrado que el tratamiento con plasma rico en plaquetas (PRP) en el sitio de extracción reduce significativamente el tiempo de cicatrización del hueso.

Seis pacientes que participaron en el pequeño estudio recibieron tres extracciones molares (muelas del juicio) en ambos maxilares. Uno de los sitios fue tratado con PRP mientras que el otro no. Los pacientes regresaron para evaluación y rayos X tres días después de la cirugía, y luego en las semanas uno, dos, tres, cuatro, seis, ocho, 12, 16, 20 y 24. Los observadores evaluaron cada sitio de extracción en busca de aperturas, sangrado e inflamación en los tejidos e hinchazón facial y dolor.

Los resultados de los primeros rayos X mostraban un aumento significativo en densidad ósea en los sitios tratados con PRP. En la semana seis, los sitios control tenían la misma densidad ósea que tenían los sitios tratados en la semana uno.

El tratamiento con PRP tuvo un efecto positivo en la densidad ósea inmediatamente después de la extracción dental, indicaron los investigadores, mientras que los sitios control presentaban una disminución en la densidad ósea durante la primera semana después de la cirugía.

Según el estudio, los pacientes no reportaron diferencias significativas en dolor, sangrado, entumecimiento, inflamación facial o temperatura entre los dos sitios.

Acelerar la formación del hueso después de una extracción podría beneficiar a los pacientes que necesitan implantes dentales o dentaduras postizas al reducir el tiempo de cicatrización y la espera para el trabajo dental reconstructivo. El tiempo normal de cicatrización sin utilizar PRP puede ser de hasta 16 semanas.

Los investigadores expresaron que los resultados de este estudio sugieren que el uso de un método simple y económico para aumentar la tasa de formación ósea y disminuir el tiempo de cicatrización en las primeras dos semanas siguientes a la cirugía oral puede ser beneficioso.

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.