Dientes sensibles durante el embarazo: qué esperar y cómo tratarlos

Con el embarazo, el malestar viene a su cuerpo. Su cuerpo está cambiando, así que un dolor de espalda o problemas para conseguir estar cómodo son parte del problema. Pero mientras está amontonando almohadas para ayudarle a dormir por la noche, usted podría notar otra fuente de molestias del embarazo: los dientes. Los dientes sensibles durante el embarazo pueden sucederles a las madres que esperan bebé, y saber que otras mujeres embarazadas sufren los mismos síntomas podría ser algo reconfortante para unas y otras.

Sin embargo, aquí está lo que le puede estar causando sus dolores en los dientes y en las encías y cómo tratar de mitigar el dolor con seguridad:

Cambios en el embarazo

Igualmente cada uno de los cambios hormonales en su cuerpo son los mayores culpables del dolor de dientes y las encías durante el embarazo. Desde el aumento del flujo sanguíneo a las hormonas hiperactivas, el embarazo cobra su peaje. Las causas más comunes de los dientes sensibles durante el embarazo incluyen:

  • Las hormonas. Según la Asociación estadounidense de embarazo (APA), las hormonas del embarazo pueden afectar realmente la manera en que su cuerpo reacciona a las bacterias, y que pueden conducir a una infección periodontal y – usted lo adivinó – las encías y dientes doloridos.
  • El aumento del flujo sanguíneo. Su cuerpo está trabajando horas extras para sostenerla a usted y a su futuro bebé, lo que se traduce en aumento del flujo sanguíneo en el cuerpo. Este aumento del flujo sanguíneo puede crear las encías sensibles, inflamadas y que son sensibles al tacto. Los alimentos fríos y calientes, por tanto, pueden provocar sensibilidad, incluso si usted nunca ha experimentado algo de sensibilidad antes.
  • La enfermedad de las encías. Según un estudio de 2010 publicado en la revista de Ciencias naturales, biología y medicina, las mujeres embarazadas son más susceptibles a la enfermedad de las encías, lo que puede ser también un catalizador para el trabajo de parto prematuro. Por supuesto, las encías sangrantes, los dolores y las encías infectadas, definitivamente pueden llevar a producir úlceras en la boca y un montón de molestias adicionales.

¿Cómo responder?

Aunque el embarazo puede limitar algunos productos de la intervención medicinal de uso frecuente para tratar los dolores de los dientes y de las encías, con mucho cuidado y atención, usted puede mantener su sonrisa saludable durante sus nueve meses prenatales. Manteniendo todos los hábitos de higiene que usted ha usado hasta este punto, se mantendrá sano y libre de dolor. Aquí hay cuatro cosas que puedes hacer por sus dientes sensibles durante el embarazo:

  1. 1. Elija un cepillo de cerdas suaves. Sugiere la March of Dimes que los dientes sensibles requieren un producto sensible al tacto. Un cepillo de cerdas suaves, como el Colgate® SlimSoft™, limpia entre y alrededor de los dientes cuidadosa y suavemente para reducir en el futuro la inflamación y sangrado de las encías.

  2. 2. Tome nota de los alimentos que le provocan la sensibilidad. ¿Ha experimentado un dolor de muelas mientras bebe té? ¿Encuentras que helado le da dolor? Es mejor evitar estos "alimentos de gatillo". En la mayoría de los casos, según la APA, la sensibilidad en las encías desaparece después del embarazo, por lo que cualquier sensibilidad posterior en los dientes debe bajar, lo que le permitirá disfrutar de alimentos calientes y fríos otra vez en un futuro cercano.

  3. Coma menos dulces. El azúcar alimenta las bacterias en la boca, lo que puede conducir a las caries y el dolor. Si es posible, reduzca la cantidad de dulces que está consumiendo. Si usted quiere disfrutar, dese un gusto y luego hágase un cepillado para eliminar la suciedad y que su boca este fresca.

  4. Consulte a su dentista. No usar el embarazo como una excusa para evitar su chequeo regular, que mantiene su sonrisa sana incluso cuando estás esperando bebé. Sólo asegúrate de recordarle a su dentista que estás embarazada, para que puedan adoptarse las precauciones adecuadas (como renunciar a ciertos tipos de rayos x).

Es cierto que el embarazo significa un período de cambio, especialmente para su cuerpo. Pero no tiene que soportar molestias bucales. Hable con su obstetra/Ginecólogo para que le de sugerencias de medicación segura para el dolor y para asegurarse que los dientes sensibles no van a molestar nueve meses. Con la constante orientación profesional y el cuidado personal, usted podrá disfrutar de su embarazo sin preocuparse por los efectos dentales secundarios.

¿Las encías hinchadas arruinan tu día?

Tener las encías inflamadas no es agradable; por suerte Colgate® tiene respuestas para usted. Pruebe uno de nuestros productos de salud para las encías.