Causas de dolor facial crónico

Más del quince por ciento de adultos americanos sufren de dolor facial crónico. Algunos síntomas comunes incluyen dolor en o alrededor del oído, sensibilidad en la mandíbula, ruidos ligeros o secos al abrir la boca o incluso dolores de cabeza o cuello.

Un dentista puede ayudar a identificar la raíz del dolor con un examen completo y rayos X adecuados. Casi siempre es un seno, dolor de diente o una etapa temprana de enfermedad periodontal. No obstante, para algunos dolores, no se diagnostica la causa tan fácilmente. El dolor puede relacionarse con músculos faciales, la mandíbula o la articulación temporo mandibular, localizada en el frente del oído.

Los tratamientos para este dolor pueden incluir ejercicios reductores de estrés, relajantes musculares o el uso de un protector bucal para prevenir el roce dental. Estos han sido exitosos para muchos y su dentista puede recomendarle el mejor para usted.

Muchas condiciones pueden estar relacionadas con el trastorno de la articulación temporo mandibular (TMD por sus siglas en inglés), pero pueden ser bastante variadas y con frecuencia son difíciles de determinar. Los trastornos TM pueden aparecer cuando los músculos o las uniones de la mandíbula están afectados.

Algunos problemas de TM son el resultado de artritis, dislocación o lesión. Todas estas condiciones pueden causar dolor o disfunción. Los músculos que mueven las articulaciones también son objeto de lesión o enfermedad. Otros factores relacionados con la forma en que encajan los dientes—la mordida—pueden causar algunos tipos de TMD. Se cree que el estrés también es un factor. El TMD puede afectar a mujeres en edad para procrear más que a los hombres u hombres y mujeres mayores.

Existen varias formas de tratar los trastornos de TM. Su dentista recomendará qué tipo de tratamiento es necesario para su problema en particular o le recomendará a un especialista. El tratamiento puede incluir una serie de pasos.

El diagnóstico es un paso importante antes del tratamiento. Parte del examen clínico incluye verificar las articulaciones y músculos de sensibilidad, ruido ligero, ruido seco o dificultad al moverlos. Puede ser que se revise su historial médico completo, así que es importante que lleve al día su registro dental. Por favor, contacte a la ADA si tiene preguntas acerca de este artículo.

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.