Roncar: Hable con su dentista para obtener ayuda

¿Usted Ronca? Si es así la Asociación Americana de cirujanos Bucales y maxilofaciales, estima que del 30 al 50 por ciento de la población ronca, en algún momento. Para obtener ayuda, mucha gente habla con su médico de atención primaria. Pero ¿sabía usted que también puede hablar con su dentista?

¿Por qué ronco?

El ronquido se produce cuando hay una obstrucción en las vías respiratorias durante el sueño. La Asociación Dental Americana, explica que esta obstrucción puede ser causada por la lengua o los tejidos blandos en la boca. Cuando los tejidos en la parte superior de la vía aérea chocan unos a otros, la vibración que resulta crea un fuerte ruido.

El ruido puede ocurrir con pausas cortas entre los ronquidos. Esto podría ser un indicador de la apnea del sueño. Cuando un paciente tiene apnea obstructiva del sueño, realmente deja de respirar por breves momentos, y este proceso puede resultar en daños en órganos del cuerpo, como la arteriosclerosis y otros problemas cardiovasculares graves. La apnea del sueño y la tendencia a roncar por la noche, también pueden ser la causa de la somnolencia diurna y la fatiga diaria.

¿Cómo me puede ayudar mi dentista?

Si usted o su cónyuge perciben un problema consistente durante la noche, lo deben mencionar a su dentista. Esté preparado para explicar el patrón de ruido que nota y también los episodios de sueño diurno o la fatiga.

Hay varias pruebas que su dentista puede organizar para solucionar el problema que se presenta durante la noche. Una de estas pruebas se llama una polisomnografía o estudio del sueño. Durante la evaluación, los expertos analizan sus patrones de sueño, y sus signos vitales son monitoreados en el transcurso de una noche.

Pero hay otros remedios que su dentista puede recomendar. Los institutos nacionales de Salud, y el Instituto Nacional sobre el envejecimiento, recomiendan estas estrategias para reducir el ronquido en la noche:

  • Baje de peso. Demasiado peso puede causar cambios en las estructuras que están ubicadas alrededor de las vías respiratorias.
  • Consuma poco o ningún alcohol en la noche. El alcohol puede cambiar la calidad de su sueño.
  • Reduzca o elimine el uso de sedantes. Hable con su médico acerca de las alternativas posibles.
  • No duerma sobre su espalda. Trate de dormir de lado con una almohada como soporte.

Con la ayuda de su profesional dental, usted debe ser capaz de llegar a la raíz de su problema de ronquido, y dormir más profundamente durante la noche.