Atención de salud dental para niños con necesidades especiales

Equilibrar las necesidades de un niño con necesidades especiales puede ser muy difícil para los padres. Los problemas médicos a menudo se tornan prioritarios y la atención dental puede quedar rezagada. El problema es que, según la oficina de maternidad y de la salud del niño, estos niños tienen casi el doble de probabilidades de problemas dentales desatendidos en comparación con niños sin necesidades especiales. Si usted es el padre de un niño con necesidades especiales, es importante que usted preste especial atención a su salud dental. A continuación se presentan algunos consejos sobre cómo abordarlo.

Condiciones especiales para las necesidades comunes

La Academia de odontología pediátrica define a niños con necesidades especiales como aquellos con enfermedades crónicas físicas, del desarrollo, condiciones conductuales o emocionales. Ellos generalmente tienen limitaciones en las actividades diarias y requieren servicios médicos y dentales más amplios. Labio leporino o paladar hendido, síndrome de Down, trastornos neurológicos, parálisis cerebral y deficiencias visuales y auditivas son afecciones comunes que requieren atención especial dental, así como discapacidades del desarrollo y de aprendizaje.

Condiciones Bucales

El Síndrome de Down y otros trastornos genéticos pueden causar retrasos en la erupción dentaria, a veces de hasta dos años según el Instituto Nacional de investigación Dental y Cráneo-facial. Estos niños también pueden tener los dientes mal formados, o erupción extra de dientes o pérdida congénita de dientes. El apiñamiento y la pobre alineación en general, pueden dejar a los niños propensos a la enfermedad de las encías y caries porque sus dientes son difíciles de mantener limpios. En casos de severa discapacidad intelectual o parálisis cerebral, los niños habitualmente pueden rechinar sus dientes, haciéndolos tan planos que poco a poco rompen el esmalte.

La caries dental y la enfermedad de las encías también pueden ser el resultado de un sistema inmunológico deteriorado y trastornos del tejido conectivo. Muchos de los medicamentos que son elegibles pueden contener azúcar o causar resequedad en la boca, lo que es especialmente favorable para formación de las caries. Ciertos medicamentos pueden también causar un crecimiento excesivo del tejido de la encía, así que asegúrese de preguntarle al médico acerca de los efectos secundarios.

Nutrición y cuidados en el hogar

Comience rutinas de cuidados dentales en el hogar del niño tan pronto como usted regrese del hospital, limpiando las encías con una gasa húmeda. Una vez que han erosionado los dientes, cepillarse los dientes al menos dos veces al día con un cepillo de dientes suave y usar hilo dental diariamente. Pregúntele a su dentista cuando puede empezar a usar crema dental con fluoruro y cuánta crema utilizar. Si su hijo no pude enjuagarse y le dan arcadas fácilmente, usted puede cepillarlo con un enjuague de fluoruro que mejora las defensas del niño contra la caries. Sólo hacer esto con niños mayores.

Servir comidas nutritivas y restringir los alimentos azucarados o con almidón, pueden ayudar a que se desarrollen adecuadamente los dientes de bebé y limitar la exposición a la caries que causan los ataques con ácido. Mantenga bocadillos saludables en la casa y guarde los dulces especiales para ingerir durante la hora de la comida. Cepille los dientes de su niño después de comer o de beber, o enjuáguelos con agua para neutralizar los ácidos de los alimentos azucarados.

Encontrar a un dentista

Los dentistas recomiendan que los niños tengan su primera consulta dental antes de la edad de un año, y esto es especialmente importante para niños con necesidades especiales. Muchos dentistas generales y pediatras tienen equipos especiales para tratar a niños con discapacidades físicas o de comportamiento.

Si no está seguro que los dentistas en su área son aptos para realizar el trabajo, llame a la Sociedad Dental de su localidad, o póngase en contacto con la Asociación de Atención Especial de Odontología para escuchar sugerencias. Durante estas primeras visitas, el dentista puede evaluar desarrollo dental de su hijo y ayudar a crear la rutina de cuidado en el hogar que sea la más adecuada para su familia.

Existe una gran oportunidad para los niños con necesidades especiales de conseguir buena salud dental. Al trabajar estrechamente con el odontólogo de su hijo se puede establecer un plan de prevención, muchos problemas dentales pueden ser evitados totalmente.