Qué hacer si usted tiene un molar agrietado

¿Qué debe hacer si usted o alguien en su familia tiene una muela agrietada? Hacer cosas como morder hielo, caramelos, o tener un hábito de rechinar los dientes, puede conducir a un diente agrietado. Sus molares son particularmente vulnerables a grietas porque absorben la mayor parte de la fuerza durante la masticación. Los síntomas pueden o no ser notables, pero haga una cita dental inmediata. Su dentista puede mirar la muela y determinar qué tan leve o grave es la grieta. Una grieta menor puede ser sólo una cuestión estética, pero las fracturas graves requieren tratamiento odontológico.

A la espera de su cita

Puede haber poco o ningún dolor asociado con un diente agrietado. Sólo se puede notar dolor al comer o cuando el molar está expuesto a líquidos calientes o fríos. Preste atención al lugar de donde exactamente proviene cualquier dolor, por lo que puede decirle a su dentista el sitio exacto del mismo. Intente evitar masticar del lado de la boca que tiene la muela agrietada. Morder puede abrir la grieta e irritar el tejido blando dentro del diente el cual contiene nervios y vasos sanguíneos.

Pequeñas fisuras en el diente

Si la grieta es menor y sólo afecta la capa externa endurecida de su diente, conocido como el esmalte, el odontólogo puede no recomendar ningún tratamiento. Según la Asociación Americana de Endodoncistas, estas grietas menores son relativamente comunes con los dientes de adultos. Simplemente puliendo el diente, su dentista puede mejorar su aspecto.

Tratamiento para una muela agrietada

Cuando una grieta atraviesa más que el esmalte, se necesita tratamiento para evitar problemas mayores como una infección o una fractura más profunda. Dependiendo de la gravedad de la grieta, su dentista puede recomendar una corona, la endodoncia o extracción del diente. En algunos casos puede usarse material de restauración para reparar la grieta y una corona puede impedir que la grieta empeore. Si el tejido blando dentro del diente ha sido afectado, el médico puede recomendar una endodoncia para remover el tejido dañado.

Según la Asociación Dental Americana, mientras que una endodoncia es un tratamiento más intenso que una corona, la endodoncia puede ayudar a salvar su diente en el caso de una fractura que ha afectado el diente entero. Una opción final es la extracción dental. Esto se realiza cuando el diente no puede salvarse porque la raíz del diente ha sido dañada.

Accidentes, alimentos muy duros e incluso rechinar los dientes pueden conducir a fisuras o fracturas. Consulte al dentista inmediatamente para averiguar qué puede hacerse para reparar su diente. Aprenda más sobre los dientes agrietados y rotos en los recursos de Cuidado bucal de Colgate.