De regreso a clases con buena salud dental

Los niños están regresando a clases este otoño, y los odontólogos están recordando a los padres incluir un examen dental como parte de su preparación para el año por venir.

Un diente que duele mucho o problemas dentales crónicos pueden llevar a dificultad al comer, hablar y concentrarse, y los problemas dentales pueden causar a muchos niños perder días de clases. Según la American Academy of Pediatric Dentistry (Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica), los niños pierden más de 750,000 días de escuela cada año como un resultado de problemas dentales y de condiciones relacionadas.

Los exámenes dentales de rutina revelan problemas que pueden ser tratados en las etapas tempranas, cuando el daño es mínimo y las restauraciones pueden ser pequeñas. Esto ayuda a prevenir condiciones dolorosas y crónicas y ahorra dinero.

La salud dental es tan importante como las inmunizaciones, dicen los odontólogos.

"Todos los niños necesitan y merecen llegar saludables al primer día de clases y estar listos para aprender," dijo la Dra. Kimberly Harms, consejera para el consumidor con la American Dental Association (Asociación Dental Estadounidense). "La mayoría de los padres no se dan cuenta de que las caries en el diente son altamente evitables. Ésta permanece la enfermedad crónica más común entre los niños - cuatro veces más común que el asma y una causa clave de pérdida de dientes en las personas más jóvenes."

Las opciones no saludables de merienda también tienen un impacto negativo en la salud dental, por lo que al enviar a los niños de regreso a clases debe asegurarse de empacar almuerzos con agua y leche en lugar de bebidas endulzadas.

"Cuando los dientes entran en contacto frecuente con los refrescos endulzados y con otras sustancias que contienen azúcar, aumenta el riesgo de caries en el diente, al igual que el potencial de erosión del esmalte dental," dijo la Dra. Harms. "Los niños y adolescentes son más susceptibles a las caries por refrescos ya que su esmalte dental no está completamente desarrollado."

Los hábitos alimenticios, el cuidado en casa, las necesidades de tratamiento en el pasado, el consumo de flúor y otros factores afectarán la probabilidad de enfermedades dentales, y la frecuencia de visitas dentales dependerá de esos factores. Pero programar una visita al dentista a principios de año escolar puede ayudar a empezar el año con el pie derecho.

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.